Acceder
Esta web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos de prescripción en España
Esta web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos de prescripción en España

¿Tienes alguna duda?

En esta sección queremos dar respuestas a todas tus dudas sobre Trinomia.
¿Tienes alguna duda?

Trinomia

¿Qué ventajas aporta Trinomia frente el tratamiento habitual, si ya se usan los tres fármacos separados? ¿Y frente a aquellos pacientes que ya presentan adherencia al tratamiento?

Las ventajas del uso de Trinomia son varias:

  1. Se puede considerar a Trinomia como el tratamiento de base para optimizar el tratamiento para pacientes de muy alto riesgo, debido a que contiene tres de los fármacos recomendados por las guías terapéuticas.1-5 Esto permite finalmente una personalización del tratamiento para cada paciente según su nivel de riesgo y de niveles de PA y C-LDL ya que es posible añadir fármacos adicionales a Trinomia específicos para cada paciente.5
  2. El estudio SORS ha demostrado por primera vez en pacientes en condiciones de clínica real que el uso de una polipíldora (simvastatina, ramipril, aspirina) reduce la presión arterial sistólica (18 mmHg) y el C-LDL (26mg/dL) en relación con la administración por separado de los monocomponentes.6
  3. Por otro lado, resultados recientes (publicados en la Revista Española de Cardiología) reportaron que Trinomia (AAS, atorvastatina 40 mg y ramipril 10 mg) mostró una mayor reducción en el C-LDL de un 7% comparado con atorvastatina 40 mg cuando se administra sola.7 Esto sugiere un efecto sinérgico de los componentes en términos de reducción de C-LDL. Está bien establecido que cada duplicación de una dosis de estatina reduce el C-LDL en aproximadamente un 6-8%. Por lo tanto, estos resultados sugieren que el uso de Trinomia sería equivalente a duplicar la dosis de atorvastatina en monoterapia en
  4. Además, la polipíldora, incluida Trinomia, han demostrado aumentar la adherencia a en relación con la toma de los monocomponentes por separado, lo que finalmente permite alcanzar mejor los niveles objetivo para factores de riesgo.8
Puede darse el caso que el paciente no tome la polipíldora, y, por lo tanto, no tomará los tres monocomponentes esenciales en vez de alguno aislado, lo que complicaría su pronóstico. ¿Existe tal riesgo?

Es poco probable. La toma de Trinomia ha de ir acompañada de otras medidas como considerar las preferencias del paciente en relación con la toma del medicamento, informar al paciente sobre sus beneficios y posibles efectos adversos, discutir las posibles razones de no adherencia con el mismo paciente y establecer una monitorización y feedback continuo sobre su grado de adherencia.5 La combinación de estos procedimientos, así como la facilitación del tratamiento con la polipíldora se ha demostrado como eficaz en la reducción del incumplimiento en un estudio prospectivo realizado en pacientes con patología cardiovascular (estudio FOCUS, 2014)9, sin haberse objetivado el efecto contrario. Es decir, los resultados de este estudio demuestran que el beneficio asociado al uso de esta polipíldora superaría los riesgos.9

¿Y si existe contraindicación a alguno de los principios activos de Trinomia?

En caso de que exista alguna contraindicación a alguno de los principios activos, es recomendable reevaluarla durante el seguimiento del paciente, y pautar el tratamiento en caso de que desaparezca.1

¿Aparece Trinomia en las recomendaciones de las guías terapéuticas (ESC)?

Las guías europeas de Prevención Cardiovascular del 2016 (“European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice”) hacen referencia al concepto de polipíldora, no se refieren a un medicamento en concreto, pero podemos asumir que se incluye Trinomia en este apartado2. Estas guías reconocen que la polipíldora deber ser parte de una estrategia global que incluya cambios en el estilo de vida, para mejorar la adherencia y el control de factores de riesgo2. Por otro lado, las guías del manejo de pacientes con Síndrome Coronario agudo y elevación del segmento ST hacen referencia en este caso al estudio FOCUS4,9.

¿Cuál es el mejor momento del día para la toma de Trinomia? ¿Cuál es su pauta de administración?

La Ficha Técnica de Trinomia establece que se debe administrar por vía oral como cápsula única diaria, preferiblemente después de una comida, sin definir en qué momento del día sería recomendable su toma. Por ello, siempre se ha de priorizar la preferencia del paciente a la hora de decidir el momento de su toma.10 Esto es debido a que la semivida plasmática de ramipril y de atorvastatina son suficientemente amplias como para cubrir las 24 h.11,12  

¿Es cierto que las estatinas y los IECAS deben administrarse en diferentes momentos del día, es decir, estatinas por la noche y los IECAS por la mañana? ¿Cómo afecta eso a la toma de Trinomia?

Tradicionalmente se ha recomendado tomar estatinas por la noche, debido a que las primeras estatinas, incluida la simvastatina, tienen una semivida plasmática muy corta y se priorizaba su uso cuando la síntesis de colesterol es máxima (por la noche). En el caso de estatinas más modernas, como es la atorvastatina12, su semivida plasmática cubre el uso una vez al día. Además, hay la falsa creencia que la ficha técnica de estas estatinas recomienda su uso por la noche y no es así. 

Por tanto, el uso conjunto de atorvastatina y ramipril en Trinomia no supone un problema de posología puesto que se pueden administrar a la misma hora del día10.

¿Se puede considerar el uso de Trinomia 40 durante el ingreso y/o al alta en un paciente que ha sufrido un evento cardiovascular?

Según las Guías Europeas de Prevención Cardiovascular,2 se deben usar dosis altas o estatinas de alta intensidad en pacientes que han sufrido un evento cardiovascular. Las Guías Americanas del Manejo del Colesterol13 clasifican a las estatinas según su intensidad en: alta, moderada y baja. La atorvastatina 40 mg según estas guías, es considerada una estatina de intensidad alta, de igual manera que atorvastatina 80 mg o rosuvastatina 20/40mg; de tal forma que podría utilizarse esta dosis durante el ingreso y/o al alta hospitalaria. En cualquier caso, se ha demostrado en un ensayo clínico aleatorizado sobre interacciones farmacodinámicas,7 que puede existir una sinergia entre los componentes de Trinomia® (atorvastatina 40 mg, Ramipril 10 mg, aspirina 10 mg) por la que la reducción de C-LDL es un 7% mayor con Trinomia® que con atorvastatina 40 mg sola, lo que podría equivaler a duplicar la dosis de estatina. Si no es posible conseguir objetivos terapéuticos de C-LDL con Trinomia® en monoterapia, se puede añadir ezetimibe. Se ha de recordar que el uso de Trinomia se ha de considerar cuando el paciente ha sido estabilizado con los monocomponentes por separado.

¿Puedo añadir otros tratamientos a Trinomia?

Trinomia ofrece flexibilidad de añadir otros fármacos para conseguir objetivos terapéuticos.5 

Trinomia se mantiene constante como pieza clave del tratamiento para la prevención CV*, pudiéndose añadir o retirar otros tratamientos en función de las necesidades del paciente.5

* Trinomia está indicado en la prevención secundaria de accidentes cardiovasculares, como tratamiento de sustitución en pacientes adultos controlados de forma adecuada con los monocomponentes administrados concomitantemente en dosis terapéuticas equivalentes.

¿Se recomienda el uso de Trinomia en pacientes con ictus?

En pacientes con ictus aterotrombótico, ictus lacunar o ictus criptogénico con factores de riesgo CV, el uso de Trinomia está recomendado.14

¿Se recomienda el uso de Trinomia en pacientes con ictus?

Trinomia se puede administrar en caso de ictus aterotrombótico, lacunar o critpogénico.3

Se ha demostrado que la administración de una triple terapia con antihipertensivo, hipolipemiante y anticoagulante reduce el riego de padecer un ictus isquémico en un 63%, por lo que se podría inferir un beneficio similar con Trinomia que con los tres monocomponentes.16

Además, se dispone de datos de un estudio en vida real que confirman el beneficio de la polipíldora en la prevención del ictus isquémico recurrente tras el alta hospitalaria.17

¿Qué ventajas aporta Trinomia en la prevención de los factores de riesgo CV asociados a la Enfermedad Arterial Periférica?

La polipíldora CV* aporta reducciones† en…:6

¿Qué ventajas aporta Trinomia en la prevención de los factores de riesgo CV asociados a la Enfermedad Arterial Periférica?

La polipíldora CV aporta reducciones significativas de los factores de riesgo CV asociados a Enfermedad Arterial Perfiérica: dislipemia, hipertensión y riesgo CV.6 

*Polypill CNIC en México (ácido acetilsalicílico 100 mg, ramipril 5 o 10 mg, y simvastatina 40 mg).

†Estudio de fase IV multicéntrico, observacional y prospectivo realizado en México con un seguimiento de 12 meses.

¿Se puede usar Trinomia en pacientes con enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica (ERC) se define como una pérdida progresiva (por tres meses o más) e irreversible de las funciones renales, generalmente determinada por una tasa de filtración glomerular (TFG) <60 ml/min/1,73 m2. Como consecuencia, los riñones pierden su capacidad para eliminar deshechos, concentrar la orina, y conservar los electrolitos en la sangre.18,19

Los monocomponentes de Trinomia se pueden administrar de forma segura en pacientes con ERC20-22, proporcionándoles un tratamiento eficaz para la prevención secundaria CV y mejorando su calidad de vida.1 

En enfermedad renal grave (aclaramiento de creatinina <30 ml/min/1,73 m2), Trinomia está contraindicado.10

¿Qué dosis específicas de Trinomia se pueden administrar en pacientes con ERC?

La dosis diaria de Trinomia en pacientes con ERC depende de las cifras del aclaramiento de creatinina.10 El único monocomponente limitante de Trinomia en pacientes con ERC es el ramipril, que se debe administrar de la siguiente manera:10

¿Qué dosis específicas de Trinomia se pueden administrar en pacientes con ERC?

Ajuste de la dosis de ramipril en pacientes en prevención cardiovascular secundaria en función de las cifras del aclaramiento de creatinina.10

Prevención CV Secundaria

¿Por qué es tan importante el momento del alta hospitalaria para el paciente que ha sufrido un evento CV?

El momento del alta hospitalaria es cuando el paciente está más receptivo a los consejos que le pueda dar el médico – acaba de sufrir un evento CV grave y no quiere que se repita - y es cuando una acción temprana sobre el paciente puede tener un mayor impacto.1

De esta manera, será más probable que incorpore los consejos y recomendaciones a su rutina diaria, tanto los referentes a la terapia farmacológica (aumentando, por ejemplo, la adherencia al tratamiento) como los de estilo de vida.1

El uso de Trinomia puede facilitar la transición desde el hospital al seguimiento en atención primaria y la continuidad del tratamiento prescrito.1

¿Existe evidencia que permita recomendar el uso de Ramipril en pacientes con insuficiencia renal frente a otros antihipertensivos?

Sí. Vejakama y cols. (2012) en un metaanálisis que incluyó 28 estudios randomizados que comparaban IECA o ARBs con otros antihipertensivos o placebo en pacientes diabéticos con insuficiencia renal, demostró que los IECA/ARB tienen significativamente un menor riesgo de incremento de la creatinina sérica y albuminuria, en comparación con otros antihipertensivos, especialmente con los bloqueantes de canales de Calcio.18 Ello confirma el efecto renoprotector de IECA/ARB en comparación con los bloqueantes de canales de Calcio en Diabetes tipo 2. 23 

Referencias

  1. Marzal D, Rodríguez Padial L, Arnáiz JA, Castro A, Cosín J, Lekuona I, et al. Use of the cardiovascular polypill 40 mg in secondary cardiovascular prevention. Clin Investig Arterioscler. 2018;30(5):240-247.
  2. Piepoli F, Hoes AW, Agewall S, Albus C, Brotons C, Catapano AL, et al. European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice. Eur Heart J. 2016 Aug 1;37(29):2315-2381.
  3. Mach F, Baigent C, Catapano AL, Koskinas KC, Casula M, Badimon L, et al. 2019 ESC/EAS Guidelines for the management of dyslipidaemias: lipid modification to reduce cardiovascular risk: supplementary data. European Heart Journal. 2019;00:1-18.
  4. Ibánez B, James S, Agewall S, Antunes MJ, Bucciarelli-Ducci C, Bueno H,et al. 2017 ESC Guidelines for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation. Rev Esp Cardiol (Engl Ed). 2017 Dec;70(12):1082.
  5. González-Juanatey JR, Mostaza JM, Lobos JM, Abarca B, Llisterri JL. Un paso más allá en la prevención secundaria del riesgo cardiovascular. Documento de consenso del uso clínico del policomprimido. Rev Esp Cardiol 2016;69:547-50.
  6. Castellano JM, Verdejo J, Ocampo S, Ríos MM, Gómez-Álvarez E, Borrayo G, et al., Clinical Effectiveness of the Cardiovascular Polipíldora in a Real-Life Setting in Patients with Cardiovascular Risk: The SORS Study. Arch Med Res. 2019; 50:31e40.
  7. González-Juanatey JR, Tamargo J, Torres F, Weisser B, Oudovenko N. Pharmacodynamic study of the cardiovascular polypill. Is there any interaction among the monocomponents? Rev Esp Cardiol (Engl Ed). 2020. pii:S1885-5857(19)30415-3.
  8. Cosin-Sales J, Murcia-Zaragoza JM, Pereyra-Rico HO, de la Guia-Galipienso F, Hermans K, Rubio G. An observational, international, cohort study to evaluate the satisfaction and preferences of patients in preventive treatment of secondary cardiovascular events with a cardiovascular polypill. Value in Health; 2019; 22 (suppl 3): S566-S567.
  9. Castellano JM, Sanz G, Peñalvo JL, Bansilal S, Fernández-Ortiz A, Alvarez L. A polipíldora strategy to improve adherence: results from the FOCUS project. .J Am Coll Cardiol. 2014 18-25;64:2071-82.
  10. CIMA. Ficha técnica Trinomia; 2021 [último acceso marzo 2021]. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/81773/FT_81773.html
  11. CIMA. Ficha técnica Acovil (ramipril). Sanofi-Aventis, S.A.; 2021 [último acceso marzo 2021]. Disponible en:
    https://www.aemps.gob.es/cima/pdfs/es/ft/59564/FichaTecnica_59564.html.pdf
    https://www.aemps.gob.es/cima/dochtml/ft/59564/FichaTecnica_59564.html
  12. CIMA. Ficha técnica Cardyl (atorvastatina). Pfizer, S.L.; 2021 [último acceso marzo 2021]. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/cima/pdfs/es/ft/61716/FichaTecnica_61716.html.pdf
  13. Stone NJ, Robinson J, Lichtenstein AH, Bairey Merz N, Blum CB, Eckel RH, et al. 2013 ACC/AHA Guideline on the Treatment of Blood Cholesterol to Reduce Atherosclerotic Cardiovascular Risk in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation. 2014 Jun 24;129(25 Suppl 2):S1-45.
  14. Masjuan J, Gállego J, Aguilera JM, Arenillas JF, Castellanos M, Díaz F, et al. Use of cardiovascular polypills for the secondary prevention of cerebrovascular disease. Neurologia. 2021 Jan-Feb;36(1):1-8.
  15. Guía Salud. Clasificación etiológica del ictus; 2009 [último acceso abril del 2021]. Disponible en: http://www.guiasalud.es/egpc/i....
  16. Park JH, Ovbiagele B. Optimal combination secondary prevention drug treatment and stroke outcomes. Neurology. 2015;84(1):50-6.
  17. Ros-Castelló V, Natera-Villalba E, Gómez-López A, Sánchez-Sánchez A, Chico-García JL, García-Madrona S, et al. Use of the Cardiovascular Polypill in Secondary Prevention of Cerebrovascular Disease: A Real-Life Tertiary Hospital Cohort Study of 104 Patients. Cerebrovasc Dis Extra. 2020 Nov 11;10(3):166-173.
  18. Mezzano SA, Aros AE. Enfermedad renal crónica: clasificación, mecanismos de progresión y estrategias de renoprotección. Rev Med Chile. 2005; 133: 338-348.
  19. MedlinePlus. Enfermedad renal crónica [último acceso febrero 2021]. Disponible en "https://medlineplus.gov/spanis...
  20. Eknoyan G, Lameire N, Eckardt K-U, Kasiske BL, Wheeler DC, Abboud OI, et al., Chapter 2: Lifestyle and pharmacological treatments for lowering blood pressure in CKD ND patients. KDIGO Clinical Practice Guideline for the Management of Blood Pressure in Chronic Kidney Disease. Kidney International Supplements.2012; 2: 337; doi:10.1038/kisup.2012.46
  21. Eknoyan G, Lameire N, Eckardt K-U, Kasiske BL, Wheeler DC, Abboud OI, et al., KDIGO Clinical Practice Guideline for Lipid Management in Chronic Kidney Disease. Chapter 2: Pharmacological Cholesterol lowering treatment in adults. Kidney International Supplements. 2013; 3:262; doi:10.1038/ kisup.2013.30
  22. Eknoyan G, Lameire N, Eckardt K-U, Kasiske BL, Wheeler DC, Abboud OI, et al. KDIGO 2012 Clinical Practice Guideline for the Evaluation and Management of Chronic Kidney Disease. Chapter 4: Other complications of CKD: CVD, medication dosage, patient safety, infections, hospitalizations, and caveats for investigating complications of CKD. Kidney International Supplements. 2013;3:1; doi:10.1038/ kisup.2012.73
  23. Vejakama P, Thakkinstian A, Lertrattananon D, Ingsathit A, Ngarmukos C, Attia J. Reno-protective effects of renin–angiotensin system blockade in type 2 diabetic patients: a systematic review and network meta-analysis. Diabetologia 2012; 55:566–578.
Ver bibliografíaVer menos